Saltar al contenido
Maquipedia.com

¿Para qué sirven los Tornillos de Banco o Morsas?

tornillo de banco

Los Tornillos de Banco o Morsas son instrumentos utilizados en diferentes ramas como la herrería, plomería, carpintería, cerrajería y hasta relojería para aumentar la calidad de sujeción a las piezas que se someten a diferentes procedimientos mecánicos.

Los Tornillos de Banco son herramientas fundamentales para garantizar que las piezas de trabajo permanezcan en su lugar cuando se está llevando a cabo alguna tarea de perforado, limado, aserrado, marcado o fresado.

Las Morsas por lo general suelen ser piezas muy resistentes de diferentes tamaños, con un peso aproximado entre los 200 gramos y los 30 kilos. Son herramientas indispensables en la elaboración de cualquier producto de hierro u otro material que amerite una sujeción precisa para su trabajo.

Historia del tornillo de banco

Se pierde en el origen de los tiempos el del quién tuvo la idea de sujetar objetos de manera firme, para
que no se moviesen al serrar, limar o taladrar… Pero en 1830, se fabricó en Inglaterra el primer tornillo de banco de hierro fundido.  Sin embargo Josef Heuer, originario de Iserlohn, desarrolló en 1925 un nuevo diseño de tornillo de banco forjado con la revolucionaria guía prismática doble, la empresa Brockhaus en plettenberg ya era una de las mayores forjas de Alemania. 

Tornillo de Banco partes

  • Mordazas: Un par de mordazas sirven para sujetar con fuerza la pieza y evitar que se mueva.
  • Manivela: También llamada husillo, es la parte del tornillo que se gira de forma manual para abrir o cerrar la mordaza.
  • Base de Apoyo: Sirve para mantener la pieza equilibrada en una superficie estable. Esta puede ser fija o giratoria dependiendo del modelo de la morsa.
  • Mandíbulas o Bocas: Constan de dos tipos: La fija y la móvil. La boca fija se encuentra estática en la pieza mientras que la boca móvil se mueve dentro de ella mediante un eje enroscado en una tuerca. Este eje está conformado en uno de sus extremos por una manivela. Es en las bocas donde se atornillan las mordazas para darle estabilidad a la pieza, y éstas se cierran al girar la manivela en el sentido de las agujas del reloj. Si se gira en sentido contrario, la boca se abre para liberar la pieza.
tornillo de banco partes
Partes del Tornillo de Banco

Tipos de Tornillos de Banco

Tornillos de banco paralelos:

Son el modelo más común porque puede sujetar piezas de diferentes tamaños sin tener que presionarlas demasiado gracias a sus mordazas que permanecen paralelas ante las aberturas. Suelen ser de hierro o acero fundido, aunque éste último es más costoso.

Tornillos de pie o de herrero:

Es uno de los tipos más antiguos, pues era utilizado en la edad media para fabricar herraduras de caballos. Suele ser muy común en los trabajos de forja o herrería ya que permite sostener piezas que deben ser golpeadas con un pesado martillo. Se construyen a base de acero forjado para aumentar su duradez y resistencia, aunque no son muy efectivos en trabajos que requieran ajustes mecánicos o cuando se aplica sujeción a una pieza más delicada.

Morsas Paralelas: Modelos más usados

Por su versatilidad y variedad, en la actualidad existen muchos tipos de morsas paralelas, muchas de ellas para trabajos específicos como, por ejemplo:

Morsas de Banco:

También conocida como tornillo de banco o tornillo de bancada, es una de las más comunes. Su función principal es sujetar objetos pesados y de gran tamaño mientras su base se encuentra atornillada en el banco de trabajo. Éstas a su vez se dividen en:

  • Morsas con base fija
  • Morsas con Yunque
  • Morsas con base giratoria

Morsas para Tubos o Caños:

Herramientas manuales y portátiles muy resistentes que sirven para sujetar piezas de forma redondeada. Se caracterizan por tener mordazas en forma de V y por colocarse en un banco de trabajo o trípode. Son usadas para sujetar de 1/8 pulgada a 8 pulgadas de diámetro que van a pasar por un proceso de roscado o corte. Existen tres tipos diferentes:

  • Morsas planas
  • Morsas a cadena
  • Morsas a bisagra

Morsas de Mesa:

Muy útil para sujetar piezas pequeñas o livianas. Suelen ser muy ligeras y portátiles y están sujetas a una mesa de trabajo mediante una abrazadera. Algunos modelos también cuentan con una base giratoria.

Morsas Combinadas:

Tal como su nombre lo indica, se trata de una combinación entre la morsa de caño y la de banco. Pueden estar fijas en una base de trabajo o ser giratorias. Su principal función es sujetar piezas pesadas, caños y para moldear algunos metales.

¿Cómo mantener y usar apropiadamente un Tornillo de Banco?

Como son herramientas empleadas para tareas robustas, los tornillos de banco no ameritan demasiado mantenimiento para alargar su vida útil. Como no utilizan electricidad, su funcionamiento es bastante simple. Sin embargo, para utilizarla correctamente, es importante que el operario de la herramienta se ubique a una altura apropiada que le resulte cómoda. Para saber si la morsa está a la distancia correcta, bastará con probar si se puede tocar con el codo la parte superior de la mordaza del tornillo de banco.

También se recomienda que la pieza sujetada por la morsa se encuentre a un centímetro de las mordazas. Es importante mantenerlas bien engrasadas y aceitadas en la boca móvil para que ningún tipo de residuo afecte el movimiento. No debe aplicarse ningún tipo de lubricante en la base giratoria ya que esto disminuiría considerablemente la efectividad de sujeción de la herramienta, lo que puede traer problemas con el acabado de la pieza.


¡Califica este artículo! Nos ayudas a ser mejores cada día


Sonríe Dios nos ama

error: Content is protected !!